En esta sección trataremos cómo gestiona un sistema Linux el arranque, después de que el gestor de arranque haya cargado el núcleo en memoria, y cómo podemos configurar dicho arranque. De igual manera trataremos cómo se gestiona el apagado del sistema.

Para configurar el lenguaje de nuestro sistema debemos instalar los paquetes del idioma elegido, que generará los ficheros locales en el sistema

Aptitude es un gestor de paquetes, tanto desde línea de comandos como de manera gráfica en una terminal. Se basa en apt-get, pero posee mayor reputación que éste a la hora de manejar actualizaciones complicadas.

Si el paquete que queremos instalar no se encuentra en el repositorio de fuentes de apt-get, y por el contrario lo tenemos en nuestro disco almacenado, lo reconoceremos por tener extensión .deb, podemos instalarlo manualmente. Esta herramienta también nos permitirá listar los paquetes instalados y eliminarlos individualmente.

Los paquetes .deb utilizan la herramienta apt-get que suele venir instalada en el sistema.

Los paquetes son a Linux como los .exe son a Windows. Éstos son sumamente fáciles de instalar en la mayoría de casos, una vez que los enlaces dados como prerrequisitos hayan sido realizados.

Para Linux todo es un archivo, incluyendo dispositivos como discos duros, cdroms, disquetes, unidades de cinta, memorias usb, etc., así como dispositivos de comunicación como puertos serie y paralelos, módems, etc, incluso también terminales o shells son dispositivos asociados a un archivo.

GRUB 2 es mucho más configurable que GRUB Legacy, permitiendo muchas más características y sistemas de archivos específicos que cargarán el módulo determinado cuando les sea necesario.

 La configuración de arranque de GRUB se almacena en un fichero de texto,  lo que significa que no es necesario volver a instalar GRUB en el sector de arranque cuando se realizan cambios en el archivo de configuración.

GRUB (GRand Unified Bootloader) es un gestor de arranque multietapa que se usa comúnmente para iniciar dos o más sistemas operativos instalados en un mismo ordenador.