El microprocesador necesita disipar calor por su gran velocidad de procesamiento, de ahí su gran consumo de energía. Para evitar el calentamiento se utilizan disipadores de calor que suelen incluir un ventilador.

La Arquitectura del Conjunto de Instrucciones es el conjunto de instrucciones que tiene programadas el microprocesador y que es capaz de ejecutar.

En este artículo describiremos la arquitectura interna del microprocesador, hablando de conceptos como núcleos, memorias caché, controladores, etc.

Los microprocesadores son circuitos integrados que están formados internamente por un chip de silicio y un empaquetado exterior con conexiones eléctricas.

Os contamos cómo han evolucioando los procesadores desde su diseño con válvulas de vacío hasta los actuales microprocesadores diseñados con transistores.

La placa base es el elemento principal del ordenador; a ella se conectan todos los componentes internos y periféricos, sirviendo de comunicación entre todos ellos. De ella dependerán las características de los componentes que podemos instalar y las posibilidades de ampliación del equipo.

Los conectores externos sirven para conectar los dispositivos periféricos al ordenador. Es decir, aquellos que se encuentran fuera del chasis del ordenador y que se conectan sin necesidad de abrir el mismo.

Las ranuras de expansión son unas ranuras de plástico con conectores eléctricos en las que se insertan las tarjetas de expansión, aquellas que sirven para ampliar las características de nuestra placa base.

La placa base incluye numerosos conectores en su cara interna y que, por lo tanto, solo son accesibles si quitamos la tapa lateral del chasis del ordenador.

BIOS y UEFI es el firmware de la placa base encargado de iniciar y probar el hardware y dar paso al gestor de arranque del sistema operativo. En este artículo analizaremos su parte física.