Protección medioambiental respecto a los equipos microinformáticos

Escrito por Rafa Morales el 27 Noviembre 2020
Protección medioambiental respecto a los equipos microinformáticos

A nivel mundial se fabrican millones de aparatos eléctricos y electrónicos, algunos diseñados para tener un tiempo de vida útil muy largo, pero otros con un tiempo de vida demasiado escaso. Una vez que se desechan dichos aparatos, ¿qué hacemos con ellos? ¿dónde van a parar? El medio ambiente sufre tanto en la fabricación como en el desecho de estos aparatos. En este artículo analizaremos cómo proteger el medioambiente en este proceso, fijándonos en los aparatos relacionados con los equipos microinformáticos.

 

Qué es el medio ambiente y cómo protegerlo

El medio ambiente es el espacio en el que se desarrolla la vida de los organismos y que permite la interacción entre ellos. Está conformado por seres vivos (seres humanos, animales, flores, hongos, baterias, etc.), por elementos sin vida (rocas, agua, aire, etc.) y por elementos artificiales creados por el hombre (edificios, plásticos, carreteras, culturas, tradiciones, etc.).

Todos los organismos obtienen del medio ambiente los elementos que necesitan para vivir: desde el aire y el agua, hasta el refugio y el alimento que les permite crecer, desarrollarse y obtener energía. Por tanto, mantener el equilibrio del medio ambiente es fundamental para mantener la vida en la Tierra tal como la conocemos.

En concreto, los seres humanos utilizamos una gran cantidad de recursos naturales del medio ambiente para cubrir nuestras necesidades como vestimenta, alimento y objetos de uso cotidiano entre otros ejemplos. De ahí que sea fundamental conocer y cuidar nuestas interacciones con el medio ambiente para gestionar adecuadamente los recursos naturales que nos ofrece, los cuales son limitados (como el agua), y muchos de ellos muy escasos (como el petróleo o el carbón).

Para proteger el medio ambiente debemos conseguir un desarrollo sostenible de nuestra sociedad, que es aquel desarrollo capaz de satisfacer nuestras necesidades actuales sin comprometer los recursos y posibilidades de las futuras generaciones. Este desarrollo sostenible se basa en tres pilares:

  • Sostenibilidad ambiental: asumiendo que la naturaleza y el medio ambiente no son una fuente inagotable de recursos, siendo necesario su protección y uso racional.
  • Sostenibilidad social: buscando la cohesión entre comunidades y culturas para alcanzar niveles satisfacto­rios en la calidad de vida, sanidad y educación.
  • Sostenibilidad económica: promoviendo un crecimiento económico que genere riqueza equitativa para todos sin dañar el medio ambiente.

Para conseguir una sostenibilidad ambiental, existe una regla sencilla de entender y de aplicar, la regla de las 3R - Reducir, Reutilizar, Reciclar:

  • Reducir: consiste en bajar el consumo de productos comprando sólo aquello que verdaderamente necesitamos.
  • Reutilizar: consiste en volver a utilizar las cosas antes de desecharlas completamente y así alargar su tiempo de vida.
  • Reciclar: consiste en transformar los productos para convertirlos en nuevos productos, por ejemplo, separando sus componentes y utilizándolos de nuevo.

En la siguiente imagen podemos comprobar la diferente entre aplicar un desarrollo sostenible (circular) y un desarrollo lineal:

Imagen de Diariocodoba.com

En los siguientes apartados vamos a entrar en detalle de cómo aplicar la regla de las 3R en el campo de los equipos microinformáticos.

 

Conceptos generales

Antes de continuar, necesitamos detallar una serie de conceptos para poder abordar el resto del artículo.

 

Aparatos eléctricos y electrónicos (AEE)

  • Los aparatos eléctricos son aquellos que, para cumplir sus tareas, se aprovechan de la energía que aporta la corriente eléctrica. El ejemplo más claro de aparato eléctrico es una lámpara, que transforma la energía de la corriente en luz a través de una bombilla.
  • Los aparatos electrónicos son aquellos que, formados por múltiples circuitos (chips), utilizan la corriente eléctrica para realizar operaciones más complicadas. Además, se pueden servir de baterías para funcionar durante cierto tiempo sin estar conectados a la corriente eléctrica. Un ejemplo de estos puede ser un ordenador de sobremesa, un portátil o un móvil.

Los aparatos eléctricos y electrónicos se agrupan en una serie de categorías y subcategorías según el Real Decreto 110/2015. De estos, las categorías y subcategorías relacionadas con los equipos microinformáticos son las siguientes:

Categoría / Subcategorías Listado de aparatos

2. Monitores, pantallas, y aparatos con pantallas de superficie superior a los 100 cm2.

2.1 Monitores y pantallas LED.

2.2 Otros monitores y pantallas.

Pantallas, televisores, marcos digitales para fotos con tecnología LCD, monitores, ordenadores portátiles, incluidos los de tipo «notebook», etc.

5. Pequeños aparatos (sin ninguna dimensión exterior superior a 50 cm).

Luminarias, calculadoras, aparatos de radio, videocámaras, aparatos de grabación de vídeo, cadenas de alta fidelidad, aparatos de reproducción de sonido o imagen, pequeñas herramientas eléctricas y electrónicas, etc.
6. Equipos de informática y telecomunicaciones pequeños (sin ninguna dimensión exterior superior a los 50 cm). Teléfonos móviles, GPS, calculadoras de bolsillo, ordenadores personales, impresoras, teléfonos, etc.

 

Productor, distribuidor y consumidor

Desde la fabricación hasta la compra de un aparato intervienen los siguientes agentes:

  • Productor (o fabricante): el que crea el aparato eléctrico o electrónico.
  • Distribuidor: el que vende el aparato eléctrico o electrónico.
  • Consumidor: el que compra y utiliza el aparato eléctrico o electrónico.

 

(R)educir el consumo de aparatos eléctricos y electrónicos

El ciclo de compra y sustitución de los aparatos eléctricos y electrónicos por parte de los consumidores (personales o profesionales) es cada vez más corto, qué quiere decir esto, que cada vez sustituimos nuestros aparatos por otros nuevos mucho antes. ¿Qué motivos nos pueden llevar a realizar la sustitución de dichos aparatos?:

  • Por mal funcionamiento de los aparatos. Que un aparato deje de funcionar nos obliga a reparar dicho aparato, algo que antes era siempre la primera opción, pero que actualmente se está convirtiendo en la última opción con la excusa de que por un poco más de dinero te compras un aparato nuevo. Esto los fabricantes lo saben, y muchas veces diseñan aparatos que con materiales de poca calidad para conseguir que fallen antes.
  • Por nuevas funcionalidades en aparatos nuevos. Cada poco tiempo se fabrica un nuevo aparato que hace algo más o algo mejor aquello que hacía su predecesor. Esto nos lleva a comprar un aparato nuevo antes incluso de que el aparato deje de funcionar.

Este ciclo de compra y sustitución de aparatos eléctricos y electrónicos favorece a fábricas y comercios, pero provoca un gasto económico innecesario en las familias, y sobre todo, provoca un daño medioambiental al necesitar extraer materiales para su fabricación y necesitar un lugar donde almacenar sus desperdicios al final de su vida.

El documental Comprar, tirar, comprar de Cosima Dannoritzer trata a fondo esta cuestión del consumo de aparatos, denominándolo Obsolescencia programada. Deja ver cómo los fabricantes diseñan y fabrican sus productos programando a conciencia cuándo deben quedarse obsoletos.

URL de Video remoto

 

(R)eutilizar aparatos eléctricos y electrónicos

Antes de desechar completamente un aparato eléctrico o electrónico los consumidores debemos intentar que pueda seguir sirviendo a otras personas y así alargar su tiempo de vida, para ello podemos optar por alguna de las siguientes opciones:

  • Regalarlo a amigos o familiares que puedan necesitarlo.
  • Venderlo como producto de segunda mano.
  • Donarlo a organizaciones que puedan distribuirlo entre personas más necesitadas.

 

(R)eciclar aparatos eléctricos y electrónicos

Si ya es imposible reutilizar el aparato, llega el momento de desecharlo completamente, a partir de aquí recibirá el nombre de residuo de aparato eléctrico o electrónico (RAEE). Una vez convertido en residuo tenemos dos opciones de qué hacer con él, eliminarlo o reciclarlo:

  • Eliminar un aparato consiste en tirarlo al contenedor correspondiente para que lo entierren en un vertedero.
  • Reciclar un aparato consiste en utilizar los componentes de los aparatos para fabricar nuevos componentes.

Siempre, si el aparato permite algún tipo de reciclaje, debe ser la primera opción que se nos pase por la cabeza. Veamos qué está en nuestras manos para llevar a cabo este reciclaje con respecto a los equipos microinformáticos.

 

Tipos de materiales en aparatos eléctricos y electrónicos

Son muchos los materiales con los que puede estar construido un determinado aparato, por ejemplo, los aparatos tecnológicos o de telecomunicaciones pueden contener más de 60 materiales diferentes. Extraer sus materiales es el primer paso en el reciclaje.

Algunos de los materiales con los que se construyen se pueden incluir en los  siguientes grupos por su peculiaridad:

  • Materiales valiosos: Son materiales escasos y costosos de extraer del medioambiente, de ahí que sea importante desmontarlos y reciclarlos para usarlos en nuevos aparatos. Ejemplos de materiales valiosos que encontramos en los equipos microinformáticos son el cobalto, el oro, el indio (derivado del zinc), los del grupo del platino, el coltán, etc (leer más sobre su uso en aparatos tecnológicos).
  • Sustancias peligrosas: Son sustancias que pueden emitirse al medio ambiente y ser perjudiciales para la salud humana, por lo que se hace obligatorio que los aparatos que los contenga sean desmontados y dichas sustancias gestionadas y tratadas adecuadamente. Ejemplos de sustancias peligrosas que encontramos en los equipos microinformáticos son el cadmio, el cromo, el mercurio, el plomo, el arsénico y el fósforo. La normativa prohíbe fabricar aparatos que superen una cantidad máxima permitida de estas sustancias.

Otro tipo de materiales entre los componentes microinformáticos son menos problemáticos, estamos hablando de las cajas de cartón donde vienen los productos, sus manuales, los plásticos de protección, bolsas, etc.

 

Depósito de aparatos eléctricos y electrónicos para su reciclado

La extracción de materiales valiosos y sustancias peligrosas no la podemos llevar a cabo nosotros mismos, debido a su complejidad. De ahí que tengamos que llevar estos aparatos a algún lugar dónde sí puedan hacer esta extracción. Según la normativa española, los consumidores pueden, y deben, entregar los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) domésticos de forma gratuita en cualquiera de los siguientes lugares, en función de su disponibilidad. Nunca se tirarán al contenedor de basura de las ciudades.

1. En las instalaciones de recogida de las Entidades Locales, pueden presentarse de alguna de las siguientes maneras:

  • Recogida puerta a puerta.
  • Puntos limpios fijos o móviles u otros centros de almacenamiento temporal.
  • Cualquier otro sistema de recogida municipal de residuos previsto en las ordenanzas locales.
  • Instalaciones de recogida autorizadas con las que las Entidades Locales tengan suscrito un acuerdo.
  • Entidades de economía social autorizadas para la recogida de RAEE.

2. En los puntos de venta de los distribuidores cuando se cumpla lo siguiente:

  • Siempre que se adquiera un nuevo aparato eléctrico o electrónico (AEE) doméstico de tipo equivalente (1x1). Indiferentemente de que la entrega se haga en el punto de venta o en el domicilio.
  • Aunque no se adquiera un nuevo aparato eléctrico o electrónico (AEE) pero el que se entregue sea muy pequeño (ninguna dimensión mayor de 25cm) y el punto de venta esté destinado a la venta de aparatos eléctricos o electrónicos (AEE) y cuente con un mínimo de 400m2 (1x0).
  • El distribuidor que comercializa productos a través de la venta a distancia deberá cumplir con las mismas obligaciones que un distribuidor con un punto de distribución físico. La entrega del residuo de aparato eléctrico y electrónico (RAEE) se realizará bien en el punto de entrega del aparato eléctrico o electrónico (AEE) o bien en el domicilio donde éste se suministre.

3.  En las redes de recogida establecidas por los productores a través de los sistemas individuales o colectivos de responsabilidad ampliada o bien a través de recogidas domiciliarias financiadas y organizadas por los propios fabricantes.

4.  En los gestores autorizados para la recogida de RAEE.

 

Estos puntos de recogida están regulados por una normativa española que obliga a las empresas y coporaciones gubernamentales a llevar a cabo el reciclaje. En Europa se publicó la Directiva 2012/19/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de julio de 2012, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (Directiva RAEE2) que luego en España se concretó en el Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

Con dicha Directiva europea se desean conseguir los siguientes objetivos:

  • Contribuir a realizar una producción (por parte de fabricantes) y un consumo (por parte de usuarios) sostenible.
  • Promover la prevención de la generación de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE).
  • Fomentar la fabricación de los aparatos eléctricos y electrónicos para:
    • Su reutilización: seguir siendo utilizados por otras personas.
    • Su desmontaje: extraer sus componentes en función de la materia prima
    • Su reciclado: fabricar otros aparatos a partir de ellos.
  • Obligar a los Estados Miembros a incrementar la recogida separada de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos RAEE.
  • Obligar al fabricante a asumir la financiación de la gestión de los residuos que proceden de sus aparatos.

 

Reciclado específico para algunos componentes de equipos microinformáticos

Cartuchos y tóneres de impresoras

Los cartuchos y tóneres de impresoras tienen la opción de ser rellenados de nuevo para seguir siendo utilizados.

En caso de desear desecharlos, todas los fabricantes deben contar con un programa de recogida y reciclaje para ellos. Se puede buscar dicha información en la página web del fabricante. Puedes acceder al portal de Epson para ver su política de reciclado (ir a Epson).

 

Problemática mundial con la reutilización y reciclaje de aparatos eléctricos y electrónicos

Hay que hacerse eco de una problemática que surge con respecto de los equipos microinformáticos a nivel mundial, pero que nos coge tan lejos que no somos conscientes de ello.

Muchos de los aparatos eléctricos y electrónicos son enviados desde países más desarrollados a países en vías de desarrollo con la excusa de que se les están enviado aparatos para que puedan desarrollarse. Muchas veces, la realidad esconde que estos aparatos están totalmente obsoletos o incluso averiados, y lo único que quieren los países desarrollados es quitarse de en medio toda esta cantidad de residuos en sus países.

El documental Ciberbasura sin fronteras nos muestra esta problemática.

Ver documental Ciberbasura sin fronteras

 

Bibliografía