PlacaBase

Os mostramos un ejemplo de cómo se fabrica una placa base del ordenador.

La placa base es el elemento principal del ordenador; a ella se conectan todos los componentes internos y periféricos, sirviendo de comunicación entre todos ellos. De ella dependerán las características de los componentes que podemos instalar y las posibilidades de ampliación del equipo.

Los conectores externos sirven para conectar los dispositivos periféricos al ordenador. Es decir, aquellos que se encuentran fuera del chasis del ordenador y que se conectan sin necesidad de abrir el mismo.

Las ranuras de expansión son unas ranuras de plástico con conectores eléctricos en las que se insertan las tarjetas de expansión, aquellas que sirven para ampliar las características de nuestra placa base.

La placa base incluye numerosos conectores en su cara interna y que, por lo tanto, solo son accesibles si quitamos la tapa lateral del chasis del ordenador.

BIOS y UEFI es el firmware de la placa base encargado de iniciar y probar el hardware y dar paso al gestor de arranque del sistema operativo. En este artículo analizaremos su parte física.

El chipset es un conjunto (set) de circuitos integrados (chips) que permiten que los distintos componentes del ordenador, ya sean integrados en la placa base o no, se comuniquen entre ellos.

Las ranuras de memoria o bancos de memoria (memory slots) constituyen los conectores para la memoria principal del ordenador, la memoria RAM (Random Access Memory).

El zócalo (socket) del microprocesador es el lugar de la placa base donde se inserta el microprocesador. Detallamos los diferentes tipos que puedes encontrarte al montar un ordenador.

El factor de forma (form factor) de la placa base determina el tamaño y orientación de la placa con respecto a la caja, el tipo de fuente de alimentación necesaria y la distribución de los dispositivos integrados en la placa.